Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘transporte urbano’

El otro dia me escape temprano del trabajo para ir al cine y ver Cheila una Casa pa’ Maita por segunda vez, y para llegar al cine tuve que tomar un Bus, despues de más de dos años sin montarme en uno propiamente dicho les relato mi experiencia:

Despues de un bronceado de 15 mínutos bajo el intenuante sol de Maracaibo, a lo lejos apareció un bus amarillo pequeñito, un Short Bus de esos que usan en los países desarrollados para transportar a los niños “Especiales” retrasados, mongolicos y discapacitados, y  considerandome  especial, lo paré y me monté en el bus.

Y la verdad no se porque la gente se queja tanto de tomar buses y de usar el transporte publico, ya que a pesar de la música alternada entre Vallenatos Corta-Venas y Reggaeton basados en letras compuestas por cinco orgasmos femeninos por segundo, y sin contar tampoco la guajira que se venia durmiendo al lado mio y que casí me cae encima o que cuando me monté el chofer no espero que me agarrara de algo o me ubicara bien para arrancar provocando que casi me cayera, o cuando se tragó un hueco que hizo que brincara en mi asiento y me diera en el trasero, o cuando se comió una luz roja y casi choca provocandome un colapso nervioso y los frenazos que casi me desnucan, el viaje en bus no estuvo taaan mal.

Llegue super rápido al cine más rápido incluso que si hubiera ido manejando, sí te da hambre durante el camino siempre están los guajiritos esos que venden caramelitos o galleticas, sí te da sed se monta un señor a vender helados o bon ice y es imposible que te aburras mientras vas en un bus porque están los Story Tellers, los señores esos buscando moneditas que tienen una hija muriendose de cancer, pulmonia o calquier otra enfermedad terminal, o que son dagnificados  y no tienen con que vivir, y sin olvidar tampoco los Especímenes Raros que se montan en los buses que van desde las wirchitas usando imitaciones de Ray Bam creyendose que son el último oasis del desierto hasta los reggaetoneros de lentes de sol naranja que creen que vuelven locas a todas, de los cuales es imposible no burlarse.

Y así fue mi viaje en bus, él cual entre una cosa y la otra me parecio divertido, me sentí como si estuviera en un circo en movimiento.

Read Full Post »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 451 other followers

%d bloggers like this: