Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Cuento’

El semestre pasado tuve la oportunidad de cursar una materia que me enseñó más sobre la cultura y el modo de vida de los venezolanos de lo que lo han hecho los 22, casi 23 años que tengo viviendo en el país; pero lo qué más me gustó de la materia, fue uno de los exámenes que hice mientras la cursaba, porque a pesar de estar estudiando la historia de Venezuela y la filosofía de los Venezolanos, ese examen se convirtió en una práctica de escritura creativa que me hizo narrar la historia de la Independencia de Venezuela como nadie nunca la ha narrado, o como me gusta pensarlo a mi, como REALMENTE PASÓen mi cabeza.

La única pregunta de aquel examen, para el cuál no había estudiado nada, fue la siguiente:

Elaboré un Cuento con los personajes de su preferencia basada en algún hecho histórico del país. Pueden cambiarle las circunstancias del hecho histórico para relatar como hubiera preferido usted terminará el suceso.

Y al escribirla en mi hoja de examen, tuve que contener mi ataque de risa, para no soltar una carcajada y quedar como un loco enfrente de la Profesora y el resto del salón de clase, porque para mi, Sir Helder Amos, próximo ganador del Premio Nobel a la Literatura y escritor de Best Sellers del New York Times, esa examen me pareció un pan comido y así lo fue, porque tan pronto me puse mis audífonos a escondidas de la profesora,  puse práctica todos los conocimientos sobre escritura que he venido adquiriendo en estos últimos dos años, me inspiré y me fajé a escribir.

Y es así como hoy les traigo el siguiente PDF con:

LA VERDADERA HISTORIA DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA 

Un lindo cuento de hadas basado en la historia de Independencia de Venezuela que espero sea de su agrado.

Read Full Post »

El otro día estaba en la universidad y me tomé medio litro de jugo de naranja pasteurizado, consecuentemente, me dieron ganas de orinar y cuando voy a los baños de la universidad me encuentro con esto:

Baños de Luz.

Los Terroríficos Baños de LUZ.

Y al verlos, giré sobre mis talones  y busque por los alrededores arboles a los cuales pudiera acudir, pero no encontré ninguno que estuviera fuera del alcance de la vista de los humanos.

De tal modo, no  tuve más remedio que devolverme al baño, armarme de valor, aguantar la respiración y entrar a vaciar mi vejiga. La experiencia, debo decir,  fue peor que vivir una película de terror: no veía casi nada, olía horrible y sentía que en cualquier momento tropezaría con un cadáver que yaciera en el suelo o que un Nigga  me sonreiría en la oscuridad y me atracaría, mataría o violaría;  no sé como pude orinar, no sé como apunté, porque estaba muy oscuro y mis manos temblaban,  quizás fallé, pero al final lo logré, vacié mi vejiga,  salí corriendo, sin detenerme a lavarme las manos porque por suerte tenía antibacterial en mi bolsillo.

Espero que más nunca me den ganas de orinar en la universidad, y ni pensemos que algún día mi organismo se antoje de un Número 2 mientras me encuentre allá.

Read Full Post »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 449 other followers

%d bloggers like this: