Feeds:
Posts
Comments

A diferencia de los demás niños, cuyos canales preferidos eran Cartoon Network, Nickelodeon y el difunto Fox Kids, que después fue Jetix y ahora es Disney XD, mis canales preferidos cuando era pequeña fueron: Discovery Channel, Animal Plannet y Discovery Kids (Antes de que se convirtiera en un canal para retrasados mentales)

Ahora que soy adulto, no veo televisión, pero igualmente estoy pagando todas las horas que malgasté de mi niñez mientras veía la programación que Discovery tenía en aquellos tiempos con 5 miedos irracionales, que son los siguientes:

1.- Miedo a encontrarme a un insecto venenoso en los zapatos: y por eso ahora sacudo mil veces las botas antes de ponermelas, porque a pesar de que no vivo en Australia, puede ser que un alacran o una araña venenosa se haya escondido dentro de ellas y cuando meta el pie, ¡POW! Me pique y tengan que amputarmelo por culpa del veneno. 

Pic Related

2.- Miedo a comer en la calle: porque por comerme uno de los sabrosos perros calientes (Hot Dogs) en el puestecito de la esquina que no tiene medidas sanitarias vaya a contraer un parasito que se alojará  en mi cerebro y se alimentará de él hasta que crezca y me vaya a salir por los ojos o algo por el estilo.

Pic Related

3.- Miedo a bañarme en la playa: Porque, dude: ¡¡¡Tiburones, medusas, caracoles venenosos, calamares gigantes, desechos químicos, entre otros!!! Me hacen sentir que tan pronto meta el dedo gordo en el agua para ver si esta fría, vendrá un monstruo de esos a cenar conmigo, siendo yo el plato principal.

Pic Related

4.- Miedo de ir al circo o al zoo: Porque esos son animales salvajes, y ¿sí alguno de esos animales se vuelve loco, se suelta de sus cadenas y viene a matarme?

Pic Related

5.- Miedo a las  partículas de heces en el aire: Porque cada vez que le damos bomba al inodoro, partículas de heces salen flotando y caen sobre todo lo que se encuentre en el baño: cepillo de dientes, toallas, jabonés, Shampooes, etc; así que cada vez que nos cepillamos, nos estamos llevando particulas de heces flotantes a la boca.

Pic Related

Y  bueno, ahora que ustedes saben de la existencia de esos miedos y que todos son reales porque han sido científicamente probados por Discovery Channel, espero que a partir de ahora tengan sus precauciones antes ponerse los zapatos, ir a la playa, al circo o al zoo, dejen de comer en la calle y que se compren un cepillo de dientes nuevo y que esta vez no lo guarden en el baño.

El otro día me encontré un anillo.

Un anillo común y corriente.

O eso era hasta que yo lo encontré.

Porque tan pronto giré el anillo entre mis dedos…

Reality be rent,

Synapse break,

Banishment this world!!!!!

Con mis poderes mágicos convertí el anillo común y corriente en un anillo mágico.

Hechizándolo para que cumpliera cualquier deseo que la persona que lo encontrase quisiera.

Pero maldiciéndolo, a la vez, para que la magía del anillo sea utilizada por más de una persona.

Y así, después de hechizar el anillo, hice una nota donde explicaba su poder, la guardé en un sobre junto con el anillo, advirtiendo  de que el contenido del sobre era peligroso, porque la mágia es como el fuego, peligrosa, y dejé el sobre en la interperie, esperando que sea encontrado por alguien y que ese alguien crea en el poder del anillo mágico y mantenga su magia viva y circulando por el mundo.

La advertencia

“Peligro ¡NO ABRIR!”

El anillo mágico

“Este es un anillo magico y embrujado si has abierto el sobre y lo has encontrado ahora puedes pedir un deseo, y tienes que usar el anillo por tres días en tu mano derecha, y luego debes hacer una nota como esta y dejarla para que alguien la encuentre, si no lo haces, una terrile maldición caerá sobre tí”

El anillo mágico

El anillo mágico en una banca de algún lugar del mundo, esperando ser encontrado por alguien.

Y así es como me convertí en el señor de los anillos.

El Trauma Post-Lectura de 50 de 50 Shades es una enfermedad real que debería ser introducida y analizada por las asociaciones de psicólogos del mundo y no ser tomada a la ligera, porque es una enfermedad sería que podría afectar a toda persona que lea la trilogía de E.L. James.

Pero antes de explicar a fondo esta enfermedad, debo advertirlos que este post contiene spoilers sobre la trilogía de 50 Shades of Grey, o en español mal traducido Las Cincuenta Sombras de Grey, así que si no has leído las novelas y/o no sabes de que tratan, y no te quieres enterar, vete a leer otra cosa que sea más apto para todo público.

Continue Reading »

El semestre pasado tuve la oportunidad de cursar una materia que me enseñó más sobre la cultura y el modo de vida de los venezolanos de lo que lo han hecho los 22, casi 23 años que tengo viviendo en el país; pero lo qué más me gustó de la materia, fue uno de los exámenes que hice mientras la cursaba, porque a pesar de estar estudiando la historia de Venezuela y la filosofía de los Venezolanos, ese examen se convirtió en una práctica de escritura creativa que me hizo narrar la historia de la Independencia de Venezuela como nadie nunca la ha narrado, o como me gusta pensarlo a mi, como REALMENTE PASÓen mi cabeza.

La única pregunta de aquel examen, para el cuál no había estudiado nada, fue la siguiente:

Elaboré un Cuento con los personajes de su preferencia basada en algún hecho histórico del país. Pueden cambiarle las circunstancias del hecho histórico para relatar como hubiera preferido usted terminará el suceso.

Y al escribirla en mi hoja de examen, tuve que contener mi ataque de risa, para no soltar una carcajada y quedar como un loco enfrente de la Profesora y el resto del salón de clase, porque para mi, Sir Helder Amos, próximo ganador del Premio Nobel a la Literatura y escritor de Best Sellers del New York Times, esa examen me pareció un pan comido y así lo fue, porque tan pronto me puse mis audífonos a escondidas de la profesora,  puse práctica todos los conocimientos sobre escritura que he venido adquiriendo en estos últimos dos años, me inspiré y me fajé a escribir.

Y es así como hoy les traigo el siguiente PDF con:

LA VERDADERA HISTORIA DE LA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA 

Un lindo cuento de hadas basado en la historia de Independencia de Venezuela que espero sea de su agrado.

En mi contínua observación e investigación del comportamiento del ser humano que me rodea, en especial la de los Venezolanos ya que es el país en el que habito,  he podido analizar y llegar a la conclusión de que el orden de necesidades de estos difiere en mucho de la jerarquía de las necesidades establesidas por Abraham Maslow en su Pirámide de las Necesidades del hombre.

Para aquellos un poco estudiados que conocen la teoría de la Pirámide de las Necesidades de Maslow pueden saltarse este párrafo, para aquellos que no, pueden leer el link de arriba o seguir leyendo la breve explicación que escribiré sobre ella que apuesto es lo que harán la mayoría de ustedes porque, como venezolanos, siempre prefieren  irse por el camino fácil y rápido. La Pirámide de las Necesidades o también conocida como la Jerarquización de las Necesidades Humanas de Abrahan Maslow, establece y organiza las necesidades del hombre en cinco niveles de manera ascente, osea, de más importantes a menos importantes y sitúa en la parte más baja de la pirámide las necesidades primarias como lo son las necesidades fisiológicas (comer, dormir, etc), seguido de las necesidades de seguridad, de pertenencia (relaciones sociales y aceptación de los demás), de estima (aceptarse a uno mismo) y  por último las necesidades de autorrealización  que consisten en explotar todo el potencial que tenemos para dar y marcar la diferencia.

Teniendo claro la teoría de jerarquización de las necesidades humanas de Maslow, yo, Helder Amos, he establecido una nueva jerarquización de las necesidades humanas de acuerdo a la forma de vivir y de pensar de los venezolanos obteniendo:

En la nueva pirámide de las necesidades de los Venezolanos, como pueden observar, solo hay cuatro niveles de necesidades y se encuentra como base de la pirámide la necesidad de tener un SmartPhone (teléfono inteligente), seguida de la necesidad de ingerir alcohol los fines de semana, la necesidad de comunicación que se mantiene en el tercer nivel de la pirámide y por último las necesidades fisiológicas y la explicación, para su mejor entendimiento, de cada nuevo nivel es el siguiente:

  • Necesidad de tener un SmartPhone: Para el Venezolano común la necesidad básica y pilar de la pirámide que lo motiva a salir a buscar trabajo y ganar dinero no es para satisfacer su hambre, no, si no para poder comprarse  un teléfono inteligente a pesar de que los venezolanos no sean tan inteligentes (Blackberry, Android o iPhone) que les cuesta tres sueldos mínimos y solamente en pagar su renta gastan un 20% de su quincena.
  • Necesidad de ingerir alcohol todos los fines de semana: La segunda necesidad básica del Venezolano es salir  a “echarse unas pocas” todos los fines de semana con “los panas” para tener algo de que los motive a vivir semana a semana.
  • Necesidad de comunicación y de tener redes sociales: Después de que el Venezolano haya satisfecho los primeros dos niveles de su piramide de necesidades, éste, luego, tiene la necesidad de comunicarse con otros venezolanos a través de las aplicaciones de mensajeria instántanea de sus teléfonos inteligentes (blackberry messenger, whatsapp, iMessage, etc) porque para el Venezolano, los tradicionales mensajes de texto son muy caros, y esos servicios de mensajeria instántanea son gratis.  Los venezolanos, así mismo, tienen la necesidad de tener redes sociales, en las cuales pueden alardear con sus amigos y familiares  la cantidad de cervezas que bebió o cuantos shoots aguantó antes de quedar completamente borracho y, además, compartir las fotitos con filtros hipster de instagram que han tomado con sus teléfonos inteligentes.
  • Necesidades fisiológicas: Y por último, después de pagar la renta de su teléfonos, emborracharse todos los viernes en la noche y comunicarselo a todo el mundo a través de las redes sociales, el Venezolano común se enfrenta con  las necesidades fisiológicas de comer, beber, vestir, dormir, etc… Pero esta al encontrarse en la parte más elevada de la piramide, es la necesidad a la que menos le prestan atención, porque se conforman con comer cualquier cosa, beber coca-cola, vestirse con la ropa de Zara del centro y dormir en cualquier cama que encuentren.

Y lamentablemente, hasta allí llega la pirámide de necesidades humanas del Venezolano, a la cual le faltan tres de los escalones más importantes de la pirámide de las necesidades original de Maslow: el de seguridad, estima y autorrealización.

El venezolano no le presta atención, ni le da importancia a la seguridad que tiene, ni a la inseguridad que hay en el país y lo ves caminando en la calle con su smartphone en la mano, exhibiendoselo a todo el mundo… Y cuando lo atracan, en vez de preocuparse por el problema, se compran un smartphone más caro del que le robaron.

El venezolano, además,  no se tiene estima por sí mismo, no tiene confianza en sí mismo, no se establece metas, o si lo hace, las deja un lado a lo que se le presenta el primer obstaculo, no busca obtener gloria, ni reconocimiento; el venezolano se limita a sobrevivir.

Y por último, al no tener estima por si mismo, el Venezolano no puede tener necesidad de autorrealización, porque no tiene las bases, ni satisface todas las necesidades previas para poder llegar a tener la necesidad de autorrealizarse, ¿por qué como va a pensar un Venezolano en fundar un orfanato en africa para ayudar a los niños pobres y dejar su huella en el mundo, cuando ni siquiera piensa en comprarse una casa propia y se encuentra muy agusto viviendo con sus padres a los 35 años, casado y con dos hijos?

El pensador en el mes de Julio.

La llegada de Julio nos indica que ya vamos por mitad de año, por mitad de camino, que el vaso está medio lleno, que llevamos 50% descargado y muchas otras metáforas que nos indicarían que el 2013 se está asomando por la esquina y qué es hora de desempolvar aquella lista de resoluciones que se hicieron a principio de año, para echarle un vistazo y evaluar cuantos items de la lista hemos cumplido, cuantos nos faltan por cumplir y lo más importante, para establecer los pasos a seguir para tener tachada toda la lista antes de que se acabe el mundo el 21 de diciembre.

Julio a partir de este año se ha convertido en mi mes favorito del año, porque ahora que lo analizo, Julio nos brinda la oportunidad de re-inventarnos y nos da ese empujoncito en la espalda diciéndonos: “Epa, apúrate, put your shit together, que ya todo está por acabarse”

Así que hagan de Julio un mes que valga la pena vivir, hagan de Julio un mes de reflexión personal donde evalúen todo lo que han logrado hasta al momento y compárenlo con la lista de resoluciones que hicieron a principio de año y se darán cuenta que quizás no han podido tachar muchos elementos de la lista; pero que han logrado muchas cosas que no tenían planeadas lograr pero que son más importantes que algunos items de la lista.

Aprovechen Julio para limpiar esa lista y borrar esas metas que ya no son importantes para ustedes porque han crecido, madurado, porque han descubierto que tienen otras prioridades o simplemente porque ya no quieren pintarse el pelo de morado ni hacerse el piercing en la lengua; aprovechen Julio para añadir nuevos elementos a esa lista y tratar de cumplirlos antes de que se acabe el año; aprovechen Julio para planear todo cuidadosamente y ponerse en marcha porque simplemente SI SE PUEDE y TODAVÍA HAY TIEMPO.

Según el Pequeño Laurosse de bolsillo que no es de bolsillo porque pesa 3 kilos y es más grande que una caja de zapatos.

La Rutina se define como una costumbre o manera de hacer algo de forma mecánica y usual.

Mientras que La Aventura se define como un suceso extraordinario o accidentado, una acción que entraña riesgo o peligro.

Teniendo claro estas dos definiciones se puede decir que para tener Aventuras hay que salir de la Rutina y por si todavía no les queda muy claro, aquí tienen una gráfica que lo explica mejor:

Para tener aventuras, tienes que salir de la rutina.

Más claro y sencillo no puede estar y cualquier persona con tres o más dedos de frente debería entender eso; pero si es algo tan sencillo como salir de la rutina para tener aventuras, ¿por qué cada día hay más y más personas quejándose de que llevan una vida rutinaria? La respuesta a esa pregunta es muy sencilla:

Porque la  mayoría de las personas viven para la rutina, o mejor dicho para sonar más drámatico son ESCLAVOS de la rutina: son esclavos de un horario, son esclavos de una oficina, son esclavos de un salon de clases, SON ESCLAVOS DE ELLOS MISMOS; y luego se quejan de que sus vidas son aburridas y de que no tienen aventuras; pero ¿cuantos de ellos están dispuestos a salir en busca de aventuras? y la respuesta a esa pregunta tambien es muy sencilla:

CASI NADIE, porque nadie quiere romper su tan apreciada esclavitud rutinaria creada por ellos mismos, nadie quiere irrespestar el horario, nadie quiere llegar tarde o faltar al trabajo o clases para salir en busca de aventuras y todos quieren que las aventuras lleguen por la ley de atracción de tanto llamarlas, pero ¿saben qué? Una vez que les llegan las oportunidades de tener aventuras por la ley de la atracción, las desaprovechan porque tienen un horario que cumplir, un trabajo que entregar o una clase a que atender; PERO BUENO ¿¿¿Y ENTONCES??? ¿QUÉ QUIEREN? ¿Tener aventuras sin romper la rutina? ¿Planificar friamente las aventuras y llevarlas a cabo en un tiempo medido? ¿Tener aventuras sin arriesgar nada?

¿NO TIENEN TRES O MÁS DEDOS DE FRENTE O QUÉ?

Dejenme informarles que para tener aventuras tienes que salir de la rutina, irrespetar los horarios, porque las aventuras como su definición lo dice muy claramente es un suceso extraordinario o accidentado, osea que no se planifica ni tiene horario; para tener aventuras tienes que arriesgarte, bien sea tirandote de un paracaidas o faltando un día al trabajo o a clases y arriesgarte a que te boten o de que pierdas una materia. PARA TENER AVENTURAS TIENES QUE LIBERARTE.

Así que la próxima vez que sientas que estás atrapado en la rutina, no te quejes y toma cualquier oportunidad de aventurar que tengas a la mano y arriesgate a romper el horario porque fuiste a un restaurant al que nunca habías ido que estaba muy lleno y tuviste que esperar dos horas para obtener una mesa; arriesgate a llamar al trabajo diciendo que estás enfermo cuando en realidad te vas a lanzar un viaje para la playa a tener un día lleno de aventuras; arriesgate a faltar a una clases para ir al estreno de esa película que tanto querías ver. ARRIESGATE, no te quejes,  sacrifica tu tan valorada rutina, que al principio parecerá díficil; pero una vez que hayas probado el gratificante sabor de la aventura te será más y más fácil salir de la rutina, porque si nunca sales de tu rutina, dejame decirte, que nunca tendrás aventuras y siempre vivirás quejandote de te sientes atrapado en la rutina.

Y todo esto lo escribo para familiares y amigos que quizás nunca lo leeran y que son esclavos de la rutina, porque estoy cansado de escucharlos quejarse de que están aburridos de la rutina y cuando los invito a tener aventuras me responden: “No puedo porque tengo clases” o “No puedo porque que trabajar” o “No puedo porque mi horario de entrada es a las dos”

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 449 other followers

%d bloggers like this: