Feeds:
Posts
Comments

Archive for August, 2012

En mi contínua observación e investigación del comportamiento del ser humano que me rodea, en especial la de los Venezolanos ya que es el país en el que habito,  he podido analizar y llegar a la conclusión de que el orden de necesidades de estos difiere en mucho de la jerarquía de las necesidades establesidas por Abraham Maslow en su Pirámide de las Necesidades del hombre.

Para aquellos un poco estudiados que conocen la teoría de la Pirámide de las Necesidades de Maslow pueden saltarse este párrafo, para aquellos que no, pueden leer el link de arriba o seguir leyendo la breve explicación que escribiré sobre ella que apuesto es lo que harán la mayoría de ustedes porque, como venezolanos, siempre prefieren  irse por el camino fácil y rápido. La Pirámide de las Necesidades o también conocida como la Jerarquización de las Necesidades Humanas de Abrahan Maslow, establece y organiza las necesidades del hombre en cinco niveles de manera ascente, osea, de más importantes a menos importantes y sitúa en la parte más baja de la pirámide las necesidades primarias como lo son las necesidades fisiológicas (comer, dormir, etc), seguido de las necesidades de seguridad, de pertenencia (relaciones sociales y aceptación de los demás), de estima (aceptarse a uno mismo) y  por último las necesidades de autorrealización  que consisten en explotar todo el potencial que tenemos para dar y marcar la diferencia.

Teniendo claro la teoría de jerarquización de las necesidades humanas de Maslow, yo, Helder Amos, he establecido una nueva jerarquización de las necesidades humanas de acuerdo a la forma de vivir y de pensar de los venezolanos obteniendo:

En la nueva pirámide de las necesidades de los Venezolanos, como pueden observar, solo hay cuatro niveles de necesidades y se encuentra como base de la pirámide la necesidad de tener un SmartPhone (teléfono inteligente), seguida de la necesidad de ingerir alcohol los fines de semana, la necesidad de comunicación que se mantiene en el tercer nivel de la pirámide y por último las necesidades fisiológicas y la explicación, para su mejor entendimiento, de cada nuevo nivel es el siguiente:

  • Necesidad de tener un SmartPhone: Para el Venezolano común la necesidad básica y pilar de la pirámide que lo motiva a salir a buscar trabajo y ganar dinero no es para satisfacer su hambre, no, si no para poder comprarse  un teléfono inteligente a pesar de que los venezolanos no sean tan inteligentes (Blackberry, Android o iPhone) que les cuesta tres sueldos mínimos y solamente en pagar su renta gastan un 20% de su quincena.
  • Necesidad de ingerir alcohol todos los fines de semana: La segunda necesidad básica del Venezolano es salir  a “echarse unas pocas” todos los fines de semana con “los panas” para tener algo de que los motive a vivir semana a semana.
  • Necesidad de comunicación y de tener redes sociales: Después de que el Venezolano haya satisfecho los primeros dos niveles de su piramide de necesidades, éste, luego, tiene la necesidad de comunicarse con otros venezolanos a través de las aplicaciones de mensajeria instántanea de sus teléfonos inteligentes (blackberry messenger, whatsapp, iMessage, etc) porque para el Venezolano, los tradicionales mensajes de texto son muy caros, y esos servicios de mensajeria instántanea son gratis.  Los venezolanos, así mismo, tienen la necesidad de tener redes sociales, en las cuales pueden alardear con sus amigos y familiares  la cantidad de cervezas que bebió o cuantos shoots aguantó antes de quedar completamente borracho y, además, compartir las fotitos con filtros hipster de instagram que han tomado con sus teléfonos inteligentes.
  • Necesidades fisiológicas: Y por último, después de pagar la renta de su teléfonos, emborracharse todos los viernes en la noche y comunicarselo a todo el mundo a través de las redes sociales, el Venezolano común se enfrenta con  las necesidades fisiológicas de comer, beber, vestir, dormir, etc… Pero esta al encontrarse en la parte más elevada de la piramide, es la necesidad a la que menos le prestan atención, porque se conforman con comer cualquier cosa, beber coca-cola, vestirse con la ropa de Zara del centro y dormir en cualquier cama que encuentren.

Y lamentablemente, hasta allí llega la pirámide de necesidades humanas del Venezolano, a la cual le faltan tres de los escalones más importantes de la pirámide de las necesidades original de Maslow: el de seguridad, estima y autorrealización.

El venezolano no le presta atención, ni le da importancia a la seguridad que tiene, ni a la inseguridad que hay en el país y lo ves caminando en la calle con su smartphone en la mano, exhibiendoselo a todo el mundo… Y cuando lo atracan, en vez de preocuparse por el problema, se compran un smartphone más caro del que le robaron.

El venezolano, además,  no se tiene estima por sí mismo, no tiene confianza en sí mismo, no se establece metas, o si lo hace, las deja un lado a lo que se le presenta el primer obstaculo, no busca obtener gloria, ni reconocimiento; el venezolano se limita a sobrevivir.

Y por último, al no tener estima por si mismo, el Venezolano no puede tener necesidad de autorrealización, porque no tiene las bases, ni satisface todas las necesidades previas para poder llegar a tener la necesidad de autorrealizarse, ¿por qué como va a pensar un Venezolano en fundar un orfanato en africa para ayudar a los niños pobres y dejar su huella en el mundo, cuando ni siquiera piensa en comprarse una casa propia y se encuentra muy agusto viviendo con sus padres a los 35 años, casado y con dos hijos?

Read Full Post »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 450 other followers

%d bloggers like this: